21 de octubre de 2014

Meloso de rebollones con longanizas

Con el otoño llega la temporada de setas y en Valencia disfrutamos de los rebollones, que son carnosos y con un sabor pronunciado, lo que nos permite sacarle el máximo partido en arroces y multitud de preparaciones. 
Para 2 personas:

-4 cucharadas de aceite de oliva
-1 diente de ajo picado
-4 longanizas destripadas
-150 g. de rebollones limpios
-1 ó 2 tomates rallados
-1 cucharadita de pimentón de la Vera dulce y ahumado
-casi un litro de agua
-azafrán o colorante
-sal
-2 ó 3 puñados de arroz redondo de Valencia

En una cazuela, sofreímos el ajo picado y las longanizas troceadas. Añadimos los rebollones fileteados y dejamos que se cocinen a fuego fuerte hasta que pierdan su agua y empiecen a dorarse. Salamos.

Agregamos el tomate, dejamos que reduzca 10 minutos e incorporamos el pimentón y el agua. Llevamos a ebullición, bajamos el fuego y cocemos destapado 30 minutos. Rectificamos de sal y añadimos el azafrán o el colorante.


Volvemos a levantar el hervor y echamos el arroz, dejamos 5 minutos a fuego fuerte y luego lo bajamos al mínimo, dejándolo 12 minutos más y removiendo de vez en cuando.

 
 
Así queda al dente pero si os gusta más hecho, lo dejáis un par de minutos más. 
Se toma recién hecho, si no el arroz se pasa. Debe quedar meloso.

6 comentarios:

  1. Delicioso con esos rebollones y la longaniza!! me ha encantado la receta.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste Pilar! BSS!!

      Eliminar
  2. Un aros en su punto y con esos ingredientes tiene que estar delicioso!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste Elisa! Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Creo que por mi zona no tenemos rebollones, pero miraré en el supermercado ¡a ver si hay suerte! Porque tu plato tiene un aspecto delicioso y me encantaría prepararlo en casa

    ¡Besos mil!
    Isabel me ha gustado mucho tu entrada. A veces las cosas no salen como planeamos y hay que renunciar a cosas que nos gustan mucho ¡es lo que tiene hacerse mayores! Pero no te preocupes que aún te queda mucho tiempo para viajar.

    También a mí me resultaban los imanes una horterada y ahora tengo el frigorífico lleno. Sin duda el primer pecado que se paga es el de la lengua. En mi defensa diré que suelen ser imanes originales (aunque eso no quita que sean imanes jajajaja)

    Me ha gustado mucho esta receta de galletas, nunca las he hecho en casa, pero lo intentaré aunque no tengo moldes

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias Cuca! Creo que se han colado algunos comentarios de otros blogs! Bueno, me imagino que para mí es el primer párrafo...Si no encuentras rebollones, seguro que por tu zona tienes alguna seta que se dé con abundancia y que esté bien rica, así que no te compliques y utiliza la que tengas a tu alcance. Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario