8 de enero de 2015

Bacalao marinado con humo líquido


El humo líquido ha sido un reciente descubrimiento para mí. En esta ocasión me lo han regalado, pero he leído que se puede comprar en tiendas con productos latinoamericanos, en algunos supermercados y online.


Lo mezclé con aceite de girasol, porque es bastante concentrado y da mucho sabor. De esta manera el riesgo de excedernos es menor. Lo tengo como un aceite más y voy experimentando con diferentes platos.

De momento he probado con carnes a la parrilla, paellas y como hoy, en pescado marinado. El resultado no es, obviamente, como hacerlo a leña, o el sabor a ahumado que da la sal ahumada, pero se le acerca bastante y le da personalidad al plato, eso sí, hay que ser cauto.


-5 ó 6 lomos de bacalao fresco sin espinas
-2 tazas de azúcar
-3 tazas de sal gorda
-aceite de oliva
-unas gotas de humo líquido

Mezclamos la sal con el azúcar.

En un recipiente donde quepan holgadamente los lomos de bacalao, ponemos una capa de dos dedos con la mezcla de sal y azúcar.


Ponemos los lomos bien secos y cubrimos con más sal/azúcar. Podemos hacerlo todo en una  o varias capas.

 
Cubrimos con papel film, ponemos peso encima (unos bricks, botes,...) y cerramos. Introducimos en la nevera.


El tiempo de marinado dependerá del tamaño de los lomos. En mi caso los dejé 24 h. y quedaron un poco salados para mi gusto, tipo el que venden en salazón. La próxima vez probaré a dejarlo 12 h., ya que al ser lomos finos, se hacen más rápido.

Se enjuagan bien los lomos y se secan presionando con papel de cocina.


Quitamos la piel a los lomos. Con ella podemos hacer cortezas o chips de bacalao.

 Los desmenuzamos con las manos, volvemos a secar e introducimos en botes de cristal.


Cubrimos con aceite de oliva y unas gotas de humo líquido (en mi caso ya mezclado con aceite).


Agitamos los botes y dejamos reposar en la nevera, mínimo un día, para que se integren los sabores. Sacamos unos minutos antes de consumir, agitamos el bote y servimos sobre unas tostas, con unas patatas cocidas, en ensalada,...
Es una conserva, así que aguanta bastante tiempo en la nevera, aunque está tan rico que lo gastas enseguida.

4 comentarios:

  1. Pues yo tampoco conocía el humo líquido, la de cosas que hay de cocina que no conozco!!!! No sé que es ni a que sabe(imagino a ahumados) desde luego vaya pinta tiene el bacalao. Conservado así se puede usar para mil cosas no? Muy rico. Muchos besos y feliz 2015!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Maribel! La verdad es que en cocina nunca lo conocemos todo y nos sorprendemos cada día con cosas nuevas. El sabor para que te hagas una idea, es el del bacon ahumado que venden normalmente más que el del salmón ahumado. Es difícil de explicar, jjj, si lo pruebas me dices qué te parece a ti.
      Besotes guapa y feliz año!!!

      Eliminar
  2. Alucinadaaaaa me quedo. Ni idea de lo que era el humo líquido y parece que funciona. Espero más info y más recetas. Parece ser que en la blogosfera hemos pasado de publicar roscones (yo no) a bacalao (yo sí). Besets guapa i Feliç Any.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Marisa! Eso está hecho! Iré probando y te cuento, de momento a la paella le da un toque a leña especial, ¡pero con menos humo! jjj
      Besots reina y feliç any!!!

      Eliminar

Deja tu comentario