28 de junio de 2018

Salsa de rúcula y cacaos


Esta salsa ha salido por casualidad. Tenía una bandejita de rúcula que se estaba marchitando y  para ensalada ya no estaba fresca, pero en forma de salsa, mantiene su sabor y alargamos su duración, ya que el aceite la conserva bien 4 ó 5 días.
La he combinado con cacaos crudos, que compré para tostar pero que estoy utilizando en muchas recetas. Podemos sustituirlo por el fruto seco que tengamos a mano,  nueces, avellanas,... quedan muy bien y aportan textura y sabor. 
Recuerda un poco al pesto, pero no lleva queso, con lo que los intolerantes a la lactosa, pueden tomarlo sin problemas.
 
 
-un puñado de rúcula generoso
-un puñado de cacaos crudos
-2 dientes de ajo pelados 
-un vaso de aceite
-el zumo de medio limón
-sal


Trituramos los ingredientes con la batidora.

Funciona muy bien con una pasta cocida, un pescado a la plancha, patatas horneadas,...
 


Con esta receta participo en la iniciativa de Thermofan,

1 +/- 100, desperdicio 0

 

donde podemos participar compartiendo nuestras recetas de aprovechamiento y contribuir así a no desperdiciar alimentos.

21 de junio de 2018

Conejo a la Pepsi Cola

 

Esta es otra de esas recetas que me apunto para repetir. Y es que entre lo fácil que es y lo rica que salió, seguro que la probaré con otras carnes, como pollo o costillas de cerdo.

Las recetas que he visto con refresco  de cola, suelen ir acompañadas con sopa de cebolla de sobre. Yo no tenía, así que utilicé un poco de cebolla deshidratada que me quedaba en la despensa y quedó aún más rica y natural.

Los botes son unas muestras gratuítas que me regalaron en el super y que eran de 150 ml. cada una, pero bien se puede utililizar algún resto que os haya sobrado aunque esté desventada y aprovecharla.
Para esta receta he utilizado jamoncitos de conejo, pero podemos hacerla con medio conejo troceado.


  -9 jamoncitos de conejo
-300 ml. de refresco de cola
-4 cucharadas de cebolla deshidratada
-sal y cebolllino picado
-aceite de oliva virgen extra
(el mío aromatizado con ajo)

Sofreímos el conejo con un poco de aceite hasta que esté dorado.

Incorporamos el resfresco de cola y y una pizca de sal. Dejamos a fuego lento 15 minutos, tapado.

Damos la vuelta a los jamoncitos y agregamos la cebolla deshidratada. Cocinamos 15 minutos más vigilando que no se quede sin líquido. En tal caso le ponemos un poco más de cola o agua. En mi caso no hizo falta.


Con esta receta participo en la iniciativa de Thermofan,

1 +/- 100, desperdicio 0

 

donde podemos participar compartiendo nuestras recetas de aprovechamiento y contribuir así a no desperdiciar alimentos.


20 de junio de 2018

Ensalada de patata con paleta cocida y brotes de soja


Una ensalada diferente con los brotes de soja que le aportan una textura semicrujiente y la paleta cocida, que encontramos en daditos listos para usar.

-4 ó 5 patatas
-1 cebolleta picada
-2 pimientos morrones asados picados
-una cucharada de variantes picadas
(zanahoria, pepinillo, coliflor)
-un bote de brotes de soja (180 g.) escurrido
-150 g. de paleta cocida en taquitos 
-3 cucharadas de aceitunas rellenas de anchoa en rodajas
-una lata pequeña de maíz escurrida
-1 cucharada de sazonador de ensalada
-sal, aceite de oliva virgen extra
-mahonesa

Pelamos las patatas y las cortamos en cuartos. Las cocemos en agua con sal durante 20 minutos o hasta que estén tiernas y las picamos en cuadraditos.


Mezclamos con el resto de ingredientes  y dejamos en la nevera hasta que se enfríe.
En el momento de comer mezclamos con mahonesa.
 

19 de junio de 2018

Ensalada de manzana con pavo y pipas

 
Empieza la temporada de platos fríos y fáciles de preparar sin encender fogones ni hornos. Como esta ensalada que tiene como ingrediente principal la manzana, una fruta que encontramos todo el año y con infinidad de variedades. Podemos escoger la que más nos guste. 

-500 g. de manzanas
(yo he utilizado Royal Gala)
-2 latas de pechuga de pavo al natural
-una cucharada de pipas de girasol peladas
-2 endibias picadas
-una cucharadita de semillas de sésamo
-una cucharada de especias para Ensalada
-una cucharadita de cebollino picado
-3 cucharadas de mahonesa
-un chorrito de limón 
-1 cebolleta picada

Pelamos las manzanas y las cortamos en cuadraditos y les echamos un chorrito de limón para que tarden más en oxidarse. Mezclamos con la cebolleta, las endibias y el pavo desmenuzado.


Añadimos las pipas, el sésamo, las especias y la mahonesa.
 

Mezclamos bien y dejamos en la nevera hasta que se enfríe.
 


 

13 de junio de 2018

Boquerones en vinagre

 
Esta receta es bastante fácil, lo más entretenido sería retirar las espinas de los boquerones o anchoas y  es algo que puedes pedir al pescadero, aunque yo lo hice en casa y para medio kilo, no tardé más de 15 minutos. Estas venían sin cabeza, sólo tuve que abrirlas con el pulgar y estirar de la espina hacia la cola. Salen superfáciles y si nos ponemos guantes, no se nos queda el olor a pescado y se hace más sencillo.


-medio kilo de boquerones frescos limpios
(estos, grandes nacionales)
-vinagre de manzana
-agua
-aceite de oliva virgen extra
-2 dientes de ajo
-sal
opcional: perejil fresco 

Lo primero que hacemos es congelarlos durante 5 días para matar posibles anisakis.
Después descongelamos lentamente en la nevera 24 horas.

Nos ponemos unos guantes y los lavamos varias veces en agua fría.
Abrimos el boquerón a lo largo retiramos la espina estirando hacia la cola, que también retiramos.
Partimos en dos a lo largo.


Volvemos a lavar y escurrimos.
Las ponemos en un tupper y cubrimos casi por completo con vinagre (2/3) y el resto con agua fría (1/3), preferiblemente mineral.


Metemos en la nevera lo justo hasta que se vuelvan blancas por completo. En la siguiente foto llevaban 3 horas y las dejé 1 hora más, hasta que desapareció el tono rosado. 
 

Preparamos otro tupper con el aceite de oliva, sal  y el ajo laminado. Escurrimos los boquerones y desechamos el vinagre. Secamos un poco es exceso de líquido y los metemos en el aceite al ajillo. Deben quedar cubiertos por completo. Dejamos en esta maceración un mínimo de 24 h.
 

 Duran una semana en la nevera, aunque en casa esto es lo que quedaba a los dos días.

 

Ideales para unos pinchitos.
El aceite de la maceración es una deliciosa vinagreta para ensaladas y pescados.