27 de septiembre de 2022

Minicalabazas rellenas de jamón y queso (microondas)


Encontré estas calabacitas en una verdulería de proximidad a la que soy asidua. Esta variedad, en Valencia se llama de "cacahuet", la piel es más fina que la tradicional y se corta con facilidad.

El contraste del dulce de la calabaza con el resto de ingredientes salados hacen un buen conjunto y además las tenemos listas en menos de 15 minutos.


2 raciones:
-1 minicalabaza
-sal
- 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra
-4 cucharadas de jamón york a taquitos
-4 cucharadas de bechamel
-2 cucharadas de queso tierno a taquitos
-pizca de orégano

Partimos la calabaza por la mitad a lo largo, con el cuchillo cebollero se hace fácilmente.
Quitamos las pipas con una cucharilla.
 Espolvoreamos con una pizca de sal y rociamos con el aceite. Metemos en el micro con la tapa durante 5 minutos, o hasta que al pinchar notemos que está blandita pero sin romperse.


Sacamos del micro y con un tenedor rascamos y chafamos la pulpa, creando un hueco.


Rellenamos con el jamón, la bechamel y el queso. Espolvoreamos con el orégano.


Metemos en el microondas 3 minutos o más hasta que el queso se derrita.


Bon profit!


Imagen
Aprovecho para participar en el proyecto que Elisa "Que no te falte un perejil" y Marisa "Thermofan" tienen en  marcha  para compartir y recopilar recetas hechas en el microondas. Podemos participar aportando nuestras recetas hechas en el micro. Desde que empezara el proyecto, hemos aprendido muchos trucos que nos ahorran tiempo y energía en la cocina.

19 de septiembre de 2022

Arroz con cangrejo azul (caldoso o en paella)

El cangrejo azul, también llamado jaiba, es una especie invasora procedente de América del Norte, a través de las aguas de lastre de los barcos de mercancías que atraviesan el Atlántico. Campa a sus anchas por todo el mar Mediterráneo desde el Delta del Ebro hasta Gibraltar. Al principio fue solamente una especie invasora que daba problemas a las administraciones para combatirlo, y no ha sido hasta unos años después que se ha considerado como bocado gourmet cuyo consumo ayuda a regular el ecosistema.

De sabor dulce, tiene muchas posibilidades gastronómicas y es perfecto para hacer fumets y caldos o comerlo simplemente cocido. 

Hay quien lo compara con la nécora y también es conocido como la versión económica del bogavante, pero con un sabor más dulce, lo que lo hace perfecto para preparar un arroz con un buen sabor a marisco. Esta vez lo he hecho solo con cangrejo, para que fuera absoluto protagonista, pero se puede complementar con sepia, calamares, gambas, cigalas,...

Los compré en Abordo congelados y su precio es más accesible que otros mariscos, gracias a su abundancia. Estos son bastantes pequeños y su caparazón no es tan duro como los de mayor tamaño. Vienen ya partidos por la mitad, lo que se agradece, pues no hay que manipularlos. En los de mayor tamaño, hay que separar las patas del cuerpo y partir el caparazón a la mitad.


Utilicé el kilo entero que viene en esta caja de Abordo y me salió caldo para hacer dos comidas de 2-3 raciones: una en paella y una de arroz caldoso.

Caldo:
-1 kg. de cangrejo azul
-3 litros de fumet de pescado y marisco
-aceite de oliva
-3 dientes de ajo picados
-3 tomates maduros rallados
-2 cucharadas de carne de ñora
-media cucharadita de pimentón dulce de la Vera
-media cucharadita de cúrcuma o colorante para paella
-sal

Lavamos los cangrejos en un escurridor cambiando el agua dos o tres veces. Escurrimos y secamos un poco con papel de cocina.
En una cazuela amplia, sofreímos a fuego vivo los cangrejos con el aceite.
Mientras se sofríen iremos chafando los cuerpos para que suelten los jugos, aportando así más sabor al caldo.
Cuando estén dorados, los sacamos a una fuente y reservamos.
En la misma cazuela sofreímos el ajo picado unos 30 segundos y agregamos el pimentón, la carne de ñora y el tomate. Dejamos que reduzca a la mitad y agregamos el fumet, la cúrcuma y los cangrejos.
Tapamos, llevamos a ebullición y bajamos el fuego al mínimo. Cocemos durante 20 minutos destapado.
Rectificamos de sal si es necesario.

Arroz caldoso:

-4 medidas de caldo x 1 de arroz

Yo utilizo el cucharón como medida para una persona

Ponemos 8 cucharones de caldo y algunos cangrejos a hervir. Cuando hierva añadimos dos cucharones de arroz redondo, removemos y bajamos el fuego al mínimo. Cocemos durante 17 minutos o hasta que esté cocido, removiendo de vez en cuando.

En paella:

Aquí mido por tazas (media taza de arroz por persona): 

1 de arroz x 2 de caldo (o algo menos)

 *Los cangrejos también llevan caldo en su interior, por lo que es mejor poner algo menos de caldo al principio y añadirlo a mitad de cocción si vemos que se queda seco*

Ponemos 1 taza de arroz en la paella y lo sofreímos con aceite unos 5 minutos hasta que esté nacarado.

Agregamos 1 taza y media de caldo y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego al mínimo y repartimos los cangrejos por encima. Dejamos que se cocine sin remover, si vemos que a mitad de cocción se queda sin caldo le añadimos el reservado.

Apagamos el fuego y tapamos 5 minutos.

9 de septiembre de 2022

Coca de embutidos


La coca de embutido, según he leído, se la solían preparar los panaderos con masa de pan sobrante para almorzar. Yo he preparado esta con Mi masa de pizza II, que tenía en el congelador, pero podéis emplear masa de pan o de empanada.

-una base de Mi masa de pizza II
(o masa de pan o empanada)
-1 morcilla de carne
-1 morcilla de cebolla
-2 longanizas
-2 choricitos


Hacemos los embutidos sin nada de aceite en la sartén hasta que estén ligeramente dorados.

Extendemos la masa sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal.

Cortamos los embutidos en rodajitas y los colocamos sobre la masa presionando con los dedos para queden pegados a la masa.

Introducimos en el horno precalentado a 220ºC durante 30 minutos o hasta que la masa esté cocinada (según horno).

7 de septiembre de 2022

Pollo troceado al curry con leche de coco

Desde que probé la leche de coco la utilizo en mi cocina en lugar de la nata. Queda igualmente espesa y el sabor es bastante neutro, además la pueden tomar los intolerantes a la lactosa.

-un pollo troceado sin las pechugas

-una lata de leche de coco

-1 cebolla grande picada

-una cucharadita de curry

-aceite de oliva y sal


Lavamos el pollo y lo secamos con papel de cocina.
En una cazuela amplia, a ser posible antiadherente, sofreímos el pollo con un poco de aceite y sal, a fuego fuerte hasta que se dore.
Agregamos la cebolla y bajamos el fuego. Dejamos que se cocine hasta que esté blandita removiendo de vez en cuando.
Incorporamos el curry y la leche de coco. Cocinamos 30 minutos a fuego lento dándole la vuelta al pollo a mitad de cocción.

Podemos acompañar con arroz blanco.