28 de agosto de 2017

Revuelto de gula del norte con calabacín

Tras un tiempo de desconexión del blog, traigo unas cuantas recetas sencillas para no complicarnos demasiado en la cocina, pero sin dejar de comer bien.
En la receta de hoy, he utilizado un paquete de La Gula del Norte, o lo que es lo mismo, sucedáneo angula, cuya técnica de elaboración comenzó hace cuatro siglos. Han sido un descubrimiento para mí, ya que no las había probado y para revueltos y montaditos creo que dan mucho juego. Se saltean a fuego fuerte durante unos segundos y quedan al dente. No tienen un sabor muy pronunciado y combinan muy bien con las verduras.


Para dos raciones:
-1 paquete de Gula del Norte
-1 calabacín
-3 huevos M
-1 diente de ajo
-una punta de guindilla
-aceite de oliva, sal y pimienta

Laminamos el ajo y la guindilla y los sofreímos en un poco de aceite de oliva. Le añadimos el calabacín cortado en medias lunas. Lo cocinamos a fuego medio hasta que se ablande un poco.

Agregamos las gulas y salpimentamos. Salteamos el conjunto unos segundos hasta que se doren. Incorporamos los huevos y los cocinamos al gusto (a mí me gusta que quede hecho).


NUTRICIÓŃ: Gula del Norte

2 comentarios:

  1. A mí me pasa igual, ando liadísima, y estas recetas fáciles y ricas me vienen estupendamente. Este revuelto me parece una delicia, lo tengo que probar
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida Marián. Yo no he cerrado, pero me lo he tomado con tranquilidad. En casa el que come gulas es mi hijo y la del calabacín, soy yo. Un revuelto sencillo y bien rico. Besos.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario