19 de noviembre de 2017

Pollo asado con aroma de curry, patatas y verduras



La entrada de hoy va dedicada especialmente al reto de Thermofan, Congelando el verano II. En él, su autora Marisa, nos proponía realizar recetas con todos aquellos alimentos que nos brinda el verano y que hubiéramos congelado. Me pareció muy buena idea, ya que suelen regalarme verduras ecológicas y recurro a la congelación para utilizarlas en los meses siguientes.

Podéis ver todas las recetas participantes pinchando en el logo.

En mi caso, fueron unos pimientos, que me regalaron directos de la huerta y recogidos en su mejor momento. Los lavé, despepité y corté en cuadraditos. Los sofreí a fuego lento junto a unos puerros. Una vez fríos los metí en bolsas de congelación y congelé.

Los saco de un día para el otro a la nevera y quedan muy bien para utilizar como guarnición o en otras recetas. Si los utilizamos por ejemplo, para un bocata, tan sólo hay que calentarlos en una sartén.

Para la receta de hoy, sirvieron de guarnición de un pollo asado aromatizado con curry. Una receta sencilla que podemos ir variando con las verduras que tengamos en esos momentos.


Para 2 personas:
-2 contramuslos de pollo
-2 patatas medianas
-1 cebolla
-medio plato de pimiento y puerro fritos
-un chorrito de vino blanco
una cucharada de curry
-ajo y perejil
-aceite de oliva y sal

En una fuente de horno, ponemos una cama de patatas de 1 cm de espesor. Espolvoreamos con ajo y perejil y una pizca de sal.


Sobre esta repartimos la cebolla en juliana y la fritada de pimientos. Salamos.


Incorporamos el pollo limpio y embadurnado con aceite de oliva, el curry y sal.


Agregamos el vino blanco y metemos en el horno precalentado a 180º, durante 45 minutos o hasta que esté dorado.


Con el pimiento restante podemos hacer un bocata de lomo con pimientos o un blanc i negre (longaniza con morcilla) con pimientos.


NUTRICIÓN: pimientos

13 de noviembre de 2017

Potaje de calabaza



Leyendo el blog de Pilar: "Y a la luna se le ve el ombligo", me encuentro con que el Recetario Mañoso de Otoño, trata de recuperar aquellas recetas de nuestros inicios en el blog. Recetas con fotos bastante feillas o sin ni siquiera fotos. De esas tengo varias que iré incluyendo, porque más de una, merece ser reeditada.

Esta en concreto, no es tal cual la hice en su día con bacalao, si no con costillas de cerdo, que es como la hago más a menudo y se ha convertido en un clásico cuando aprieta el frío. Al hacerlo con calabaza, nos permite congelar lo que nos sobre y queda muy bien.

Es una receta del segundo mes del blog. Por aquel entonces, no hacía casi fotos o directamente ponía fotos de cuadros. Con el tiempo, aunque las fotos no son tampoco muy buenas, sí han ganado algo y las explicaciones intento que sean más claras.

Sea como fuere, aquí sigo 4 años después, compartiendo mis recetas y aportando mi granito de arroz, a esta gran comunidad de food bloggers, de la que aprendo cada día.

Podéis participar hasta el 12 de diciembre. Pinchar en el enlace para saber más.



-un costillar de cerdo de unos 700 g.
-un paquete de espinacas congeladas de 400 g.
-2 botes de garbanzos cocidos
-una calabaza violín no muy grande
-una hoja de laurel
Para el sofrito:
-2 dientes de ajo picados
-1 ó 2 cebollas en juliana fina
-4 cucharadas de tomate frito casero
-una cucharada de pimentón dulce de la Vera
-aceite de oliva, sal


En una olla ponemos a cocer el costillar de cerdo, las espinacas y los garbanzos durante media hora, con un poco de agua (lo justo para que lo cubra todo), la hojita de laurel y la sal.

Por otro lado, hacemos un sofrito con el ajo y la cebolla. Cuando estén blanditos, añadimos el pimentón y el tomate, removemos y se lo agregamos a la olla.

Pelamos la calabaza con un pelapatatas y le quitamos las pepitas si las tiene. Troceamos en cuadrados e incorporamos al guiso.

Sacamos el costillar, le quitamos los huesos, que desechamos y troceamos la carne. La reincorporamos al potaje.

Dejamos cocinar el conjunto 20-25 minutos más, removiendo y chafando la calabaza para que se trabe el caldo. Rectificamos de sal.


Esta es la foto que utilicé para la receta reeditada

6 de noviembre de 2017

Salteado de pak choi y lomo, con miel y teriyaki


El pak choi, es una crucífera de origen oriental, que tiene cierta similitud con nuestra conocida acelga. Es una verdura que necesita poca cocción y tiene un sabor muy suave. Esta está cultivada en Almería y la encontré en Consum. También está a la venta en tiendas de alimentación oriental.
Nos amplían información en gastronofera.

La salsa Teriyaki la compré hecha en Mercadona, pero podemos hacerla en casa, como nos enseñan en Gastronomía & Cía.


-2 coles pak choi
-1 diente de ajo picado
-6 filetes de lomo en tiras
-media cebolla en juliana
-aceite de girasol
-2 cucharadas de miel de flores
-3 cucharadas de salsa teriyaki
-pizca de sal
-pizca de cilantro seco
-una cucharada de semillas de sésamo


Antes de utilizar los pak choi, hay que lavarlos bien porque pueden tener tierra entre sus hojas.
Las cortamos en juliana a lo ancho y enjuagamos bajo el grifo. Dejamos que se escurra bien.


Doramos las tiras de lomo con un poco de aceite y agregamos el ajo, la cebolla y el pak choi, a fuego fuerte y removiendo constantemente.
Cuando esté aldente agregamos la miel, la salsa teriyaki, la sal, el cilantro y las semillas de sésamo.


Dejamos que reduzca 10 minutos a fuego moderado y rectificamos de sal si es necesario.


Acompañamos con un arroz blanco, este lo he hecho en sartén:
Sofreímos una taza de arroz con un poco de aceite y sal. Agregamos 2 tazas de agua y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego y cocinamos 17-18 minutos, tapándolo los últimos 5 minutos.


NUTRICIÓN: pak choi

2 de noviembre de 2017

Lasaña fácil de calabaza con hojas de pasta fresca

Con estas láminas de pasta fresca para lasaña, nos ahorramos mucho tiempo, ya que no hay que cocerlas previamente. Son más finas y grandes que las secas y quedan mucho mejor de textura.
El tiempo de horneado también se reduce, con 15 minutos es suficiente, para que la pasta quede aldente.


En el paquete vienen 12 láminas, a mí me salieron dos lasañas, eso dependerá del recipiente que utilicemos y las capas que queramos poner. 
Estas de la marca Rana, las encontré en la sección de refrigerados de Alcampo.

Esta vez la he hecho con calabaza y ternera picada, queda un relleno jugoso y suave.


-6 ó 12 láminas de pasta fresca para la lasaña
-400 g. de ternera picada
-media calabaza violín
-1 cebolla
-1 diente de ajo
-medio vasito de vino blanco
-3 tazas de bechamel
-queso rallado
-sal
-aceite de oliva
-hierbas provenzales

RELLENO:
Doramos la carne picada en aceite hasta que esté dorada.
Añadimos el ajo y la cebolla y sofreímos hasta que estén blanditos a fuego lento. 
Picamos en cuadraditos la calabaza pelada y sin pepitas y la agregamos a la cazuela. 
Mojamos con medio vasito de vino blanco y la sal. Dejamos que se evapore el alcohol un par de minutos, tapamos y cocemos 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Si se nos pega, añadimos un poco de agua, dependerá de la cazuela. Incorporamos las hierbas provenzales.

MONTAJE:
En la base ponemos un poco de bechamel y sobre esta, una lámina de pasta fresca.


Cubrimos con un poco de relleno y un poco de bechamel.


Repetimos la operación hasta terminar con el relleno y las láminas. Sobre la última lámina ponemos sólo bechamel y queso rallado.


Horneamos 15 minutos en el horno precalentado a 160ºC , si no queda dorado, lo ponemos bajo el grill unos minutos.  


29 de octubre de 2017

Vasitos de turrón de Xixona con galleta


Ando experimentando recetas para Navidad y esta ha sido la primera prueba que he hecho para el postre. Me ha agradado tanto el resultado, que creo que no pruebo más. Es muy fácil de hacer y lo único que le falta, es un poco de caramelo o fideos de chocolate por encima para decorar. 

Con estas cantidades salieron 4 vasitos de café:
-1 brick pequeño de nata para postres (200 ml.)
-1/3 de tableta de turrón blando de Jijona
-2 galletas María hojaldradas
(quedan más jugosas)


En un cazo a fuego lento ponemos la nata y el turrón troceado. Removemos constantemente hasta que se derrita, sin dejar que hierva, (si es necesario cambiamos a un fuego más pequeño).

En cada vasito ponemos 1/2 galleta troceada y sobre ésta la crema de turrón. Dejamos que se enfríe y metemos en la nevera, mejor de un día para otro.

Decoramos con caramelo o lo que queramos, antes de tomar.

28 de octubre de 2017

Tarta exprés de espinacas, con mozzarella y piñones


Una tarta salada , que podemos hacer con la masa que tengamos a mano, la estiramos con el rodillo para darle un aspecto más rústico.

Para 1 coca:
-una lámina de hojaldre rectangular
-medio bote de espinacas cocidas
-queso mozarella
-ajo en polvo
-piñones
-sal


Estiramos la masa con el rodillo, así la dejamos más fina y con los bordes irregulares. La disponemos en una bandeja de horno con papel de hornear.

Sobre la masa extendemos el queso.

Escurrimos en un colador las espinacas cocidas, presionando para dejarlas sin líquido.  Las repartimos sobre el queso y espolvoreamos con ajo en polvo y una pizca de sal.

Repartimos unos cuantos piñones sobre las espinacas, e introducimos en el horno hasta que los bordes se doren (unos 15 minutos a 200ºC).

23 de octubre de 2017

Calzone de Nutella


Una merienda rápida con sólo tres ingredientes.

-una base de pizza fresca
-3 ó 4 cucharadas de crema de cacao Nutella
-1/2 cucharada de azúcar


Extendemos la nocilla sobre la mitad de la base sin llegar a los bordes.

Cerramos con la otra mitad y sellamos los bordes.

Expolvoreamos con el azúcar y metemos en el horno 10 minutos o hasta que empiece a dorarse.



NUTRICIÓN: crema de cacao

16 de octubre de 2017

Arroz con conejo en paella (para 2)


Un arroz en paella hecho con medio conejo y un buen sofrito. Aún, con tan pocos ingredientes sale un arroz muy sabroso.
Utilizo una paella de 40 cm., pero la hago de un dedo de arroz, así queda una textura deliciosa y con su puntito de "socarrat".


Para 2 personas:

-una taza de arroz redondo
-medio conejo troceado
(mejor los trozos huesudos)
-1 diente de ajo pelado y picado
-2 tomates maduros rallados
-aceite de oliva virgen extra
-pimentón dulce de la Vera
-sal
-tomillo y romero
-colorante para paella

La mayoría de veces hago el caldo el una olla aparte, además de ensuciar menos, luego tomo las medidas del caldo y el arroz, con mayor precisión. 

Empezamos sofriendo la carne con el aceite y la sal, en una olla (la mía de acero inoxidable). 

Cuando esté bien dorada añadimos el ajo, doramos unos segundos sin que se queme y agregamos el pimentón y el tomate.

Dejamos que reduzca a fuego lento hasta que el tomate quede como una mermelada. 

Agregamos unas 6 tazas de agua apróximadamente (debe cubrir la carne) y dejamos reducir a la mitad a fuego lento (unos 30 minutos). Rascamos el fondo.

Ponemos la paella al fuego con un poco de aceite y sofreímos el arroz un minuto dándole vueltas (esto ayuda a que no se nos pase y quede suelto). 

Agregamos 2 tazas y media del caldo de conejo caliente, un poco de colorante y pizcas de tomillo y romero (o unas ramitas). Removemos y ponemos la carne por encima. No volvemos a remover.

Dejamos 5 minutos a fuego fuerte y otros 10 a fuego lento. Los últimos 5 minutos, tapamos con papel de aluminio. Apagamos el fuego y dejamos reposar, 2 minutos más.

Hay que ir probando, porque también depende del arroz, no todos los arroces "redondos" tienen la misma cocción y el agua también influye. 

Si vemos que nos quedamos sin caldo, podemos ir añadiendo, siempre que esté bien caliente y no interrumpa la cocción.

Hay una delgada línea entre el "socarrat" (arroz ligeramente frito y dorado por abajo) y el QUEMADO, mi truco es un poco de oído, cuando el arroz está casi en su punto y sin caldo, empieza a freirse, siempre a fuego lento y un minuto como máximo. El calor residual terminará de socarrarlo.

Bon profit!





13 de octubre de 2017

Cuadraditos de hojaldre 3 sabores

 
Hoy traigo una de esas recetas facilonas que en cuanto la vi en Les receptes que m'agraden, supe que tenía que probar, sí o sí. En menos de una hora, tenemos casi 100 cuadraditos de hojaldre. Esta vez los he hecho de sobrasada y miel, sabor pizza y crema de cacao. Nos viene genial para cuando tenemos invitados, podemos hacerlos por la mañana y por la tarde están perfectos.


Para hacer estos cuadraditos, prefiero las masas de hojaldre que venden congeladas, son más gruesas y rectangulares, lo que viene genial para esta receta. He utilizado tres paquetes, cada uno contiene dos placas de 250 g.

Para esta ocasión  los he hecho de:

SOBRASADA,MIEL:
-Sobrasada suave
-Miel 

SABOR PIZZA:
-tomate frito 
-4 quesos rallados rallados 
-orégano seco
-semillas de sésamo (para decorar)

DE CREMA DE CACAO:
-crema de cacao

*además necesitamos huevo batido para pincelar*

Descongelar pocas horas antes el hojaldre, en la nevera. 

Sacamos el hojaldre ya descongelado de la nevera, uno a uno, a medida que los vamos haciendo. Dejamos unos instantes que se atempere para que no se nos rompa al desplegarlo. 

Sobre la placa del horno ponemos papel vegetal y sobre éste una plancha de hojaldre.


Extendemos los ingredientes y cubrimos con otra placa, cerrando un poco los bordes con los dedos.


Con un cuchillo largo (yo utilicé el cebollero), cortamos cuadraditos y los dejamos tal cual, sin separar.


Pincelamos con huevo batido e introducimos en el horno precalentado a 200ºC, hasta que estén dorados.


Sacamos del horno y con la ayuda del cuchillo repasamos los cortes y separamos.
 

 
 

NUTRICIÓN: hojaldre

6+ ºº