11 de febrero de 2016

Corazones de york y queso con pipas

Unos bocaditos de hojaldre con muuucho amor

-1 masa de hojaldre fina, esta es fresca y viene enrollada.
-5 quesitos
-jamón york
-1 huevo batido
-pipas de girasol peladas
-un cortapastas en forma de corazón


Para los palitos de cebolla:
-Los recortes sobrantes de la masa
-cebolla deshidratada (esta de consum)


Extendemos la masa y vamos marcando corazones con el cortapastas.


Rellenamos la mitad de los corazones con un poco de quesito y jamón york, dejando espacio en los bordes.


Con la otra mitad de los corazones, cubrimos los rellenos.


Los cogemos con las manos y pellizcamos los bordes para cerrarlos. Los disponemos en una fuente de horno con papel de hornear.

 

Con los sobrantes de la masa, hacemos palitos y los ponemos en otra placa.


Pincelamos con huevo batido y coronamos los corazones con pipas y los palitos con la cebolla deshidratada.


Introducimos en el horno precalentado a 210ºC, durante 15 minutos o hasta que veamos que empiezan a dorarse.


Dejamos enfriar unos instantes antes de comer, que es como mejor están, pero al día siguiente también están ricos.



¡Feliz San Valentín!








2 comentarios:

  1. Precioso, ricos y no desaprovechamos nada de masa, vaya un acierto y éxito asegurado<!! Un beso

    ResponderEliminar
  2. Si es que quien no prepara algo para San Valentín es por que es como yo que pasa del tema, jajajajaj porque no me digas que no hay cosas facilitas y riquísimas como esto. A mi marido me saca media docena de estos riquísimos corazones con una botella vino y ya me tiene enamorada para 20 años más. El toque de la pipas me ha encantado. No descarto yo hacerlo pronto! Muchos besos y feliz finde

    ResponderEliminar

Deja tu comentario