25 de febrero de 2016

Mermelada de guindillas verdes


Una mermelada que realicé tras hacer las guindillas verdes confitadas. Como hice varios tarros, uno de ellos lo transformé en mermelada. El resultado ha sido más que satisfactorio, incluso para mí, que no soporto según qué picante, entre ellos, el de la guindilla, que perdura y me mata el resto de la comida. Sin embargo así, me resulta hasta adictivo; con un queso curado de oveja y unos picos de pan, se convierte en un aperitivo original y repleto de contrastes.

Se me ocurre, acompañando una carne a la plancha o incluso para añadirle a un guiso de pescado blanco...


-un tarro de guindillas confitadas, con su aceite,
(si lo queremos más suave, reservamos el aceite para otras elaboraciones, es lo que más pica)
-la mitad del tarro, de azúcar

http://recetecum.blogspot.com.es/2015/10/guindillas-verdes-confitadas-en-el-horno.html

Quitamos los rabitos a las guindillas y las trituramos. Ponemos en una cazuela junto al azúcar, a fuego lento.

Dejamos que se cocine el conjunto removiendo vez en cuando, durante unos 50 minutos o hasta que veamos que espesa (en frío espesa más).

Metemos en botes esterilizados y ¡bien cerrados!, los colocamos hacia abajo hasta que se enfríen. Esto hará el vacio.

Guardamos en la nevera. (La tengo un par de meses y está perfecta, por no decir mejor).
    



http://www.copyrightfrance.com/images/copyright_image_3.jpg


11 comentarios:

  1. Que original!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. ya sabes que no hay mermelada que no me guste y publicadas tengo muchas, combinadas , de un sólo sabor... Pero esta es la repera, ni lo hubiera imaginado. tengo que probarlas, guindillas tengo muchas y voy a probar. Se ve estupenda!! Mil gracias por la receta!!

    ResponderEliminar
  3. No lo habría imaginado, la verdad. Es cierto que cada día se hacen mermeladas muy variadas, precisamente hoy acabo de comprar una de cerveza, me ha llamado la atención, ya pensaré como combinarla. Me quedo con tu receta que sospecho nos va a gustar. Gracias por compartirla. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  4. Elisa y yo siempre compartimos mermeladas. Tengo tantas en el blog y nunca me canso de hacer. La tuya es alucinante. Yo no he comido nunca una guindilla así que si a ti te parece adictiva, será porque está deliciosa.
    Gracias por compartirla. Besets

    ResponderEliminar
  5. Elisa y yo siempre compartimos mermeladas. Tengo tantas en el blog y nunca me canso de hacer. La tuya es alucinante. Yo no he comido nunca una guindilla así que si a ti te parece adictiva, será porque está deliciosa.
    Gracias por compartirla. Besets

    ResponderEliminar
  6. Me parece una idea muy novedosa. Hay que probar esta mermelada

    ResponderEliminar
  7. Es una idea de lo más original. Esto sí que no se me habría ocurrido nunca, y eso que a mi me encanta el picante y el queso. Besitos guapa

    ResponderEliminar
  8. Curiosa mermelada...con quesos o pates debe estar riquísima!!!!
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  9. Curiosa mermelada...con quesos o pates debe estar riquísima!!!!
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  10. Que original, esta mermelada, para acompañar unos aperitivos seguro que está muy buena.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  11. Esta tendré que probarla. Me encanta mezclar sabores y esta receta tiene muy buena pinta. Me parece muy original. Besos

    ResponderEliminar

Deja tu comentario