6 de diciembre de 2022

Tarta de pescado blanco y bechamel (con pasta brisa)


Este pastel lo podemos tunear a nuestro antojo. Yo lo he hecho con unos filetes de colín que es un pescado muy suave pero podemos emplear merluza, bacalao, salmón... siempre que estén bien limpios de espinas. También podemos añadirle unas gambas peladas a la vez que el pescado.
Lo he hecho con pasta brisa que aguanta muy bien el relleno húmedo y no se rompe.
Para la bechamel he empleado una bebida de frutos secos de Vive Soy que le da un sabor muy rico pero se puede hacer con leche entera de vaca.


Relleno:
-un diente de ajo picado
-una cebolla grande picada
-4 filetes de pescado sin espinas
-una cucharada de harina todo uso
-una taza y media de leche
-sal y nuez moscada
-aceite de oliva virgen extra

Sofreímos el ajo unos segundos en una cazuela antiadherente. Añadimos la cebolla con una pizca de sal y la rehogamos hasta que esté prácticamente caramelizada, removiendo a menudo.

Agregamos la cucharada de harina y la cocinamos durante un minuto removiendo. Incorporamos un poco de leche caliente y removemos. Volvemos a echar un poco de leche y volvemos a remover. Así hasta terminar toda la leche. Debe quedar una bechamel espesa. Añadimos la nuez moscada recién rallada y rectificamos de sal.

Añadimos el pescado blanco troceado y removemos. Dejamos que se cocine 5 minutos y dejamos templar.

Montaje:

Ponemos la pasta brisa redonda con el papel que trae, sobre un molde con un diámetro inferior a la masa. Yo he empleado una cazuela de hierro esmaltado que puede ir al horno.


Ponemos el relleno sobre la masa y cerramos los bordes.


Pincelamos con agua o huevo batido e introducimos en el horno a 200ºC durante 30-40 minutos, hasta que veamos que se dora.


Dejamos templar antes de cortar.


Bon profit!

10 comentarios:

  1. Me recuerda a una galette en plan salado con un relleno como el de los canelones. Leyendo esta receta pienso que el resultado es una maravilla, ha de estar muy rico y como no tiene espinas no hay excusa para no comer pescado. Seguro que triunfó esta tarta.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa. Muy interesante la bebida vegetal que nos muestras y muy rica la receta. Es de las mías.
    Hace mucho tiempo que no preparo un pastel de merluza que se parece a éste y me lo has recordado.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Mariam. Me gusta mucho esta tarta, perfecta para comer el pescado de otra forma a la habitual y que encantará a los anti espinas. Me encanta cómo has doblado la masa, como si fuera una galette, en vez de la forma típica que simplemente cubre el molde.
    Feliz martes festivo. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Una idea estupenda, sobre todo para los niños reacios a comer pescado, estoy segura que así no les costará ni un ay.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los pasteles salados, y rellenos de pescado están buenísimos, además te ha quedado tan doradito que dan ganas de hincarle el diente ya.
    Un besiño y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Que pastel tan rico, disfruto mucho de los pasteles salados y ademas que bonito te quedo, me gusta el color dorado que tiene.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Marian! Menudo recetón, riquísimo, versátil, y facilísimooo...
    Feliz martes.😘

    ResponderEliminar
  8. Una torta salata molto saporit, segno la ricetta, grazie!

    ResponderEliminar
  9. El pescado acompañado de la bechamel y envuelto en la pasta brisa tiene que ser una delica. Me gusta mucho tu receta, además nos da la oportunidad de tenerla preparada con antelación, cosa que se agradece estos días

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  10. Me parece una receta muy rica y original. Buenísimo pastel.
    Besos, y feliz Navidad.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus comentarios y dudas. Gracias!