29 de junio de 2016

Carrilladas de ternera al vino tinto (o carrilleras)


La carrillera es una carne dura si la haces a la plancha, pero con una cocción larga y lenta, se convierte en mantequilla. No es considerada de tercera, por su escasez, ya que son los "mofletes" y no siempre encontramos en el mercado.

Lo de llamarlo de una forma u otra, es lo que tiene el rico lenguaje castellano. Os dejo las dos definiciones:  Carrillera y Carrillada.

 En cazuela tradicional tardamos unas dos horas, pero reducimos ese tiempo a 45 minutos si empleamos la olla expréss.

No había probado la salsa de vino tinto y está deliciosa. Creo que la emplearé para futuros guisos, e incluso se me ocurre cambiar el tinto por blanco para un guiso de pescado...

Podemos sustituir el vino tinto, por un Oporto, Jerez, Pedro Ximénez...

Para 2-4 personas:
-2 carrileras de ternera
opcional: enharinar las carrilleras (yo no lo hice)
-2 cebolletas
-3 zanahorias
-1 copa de coñac
-1/2 botella de vino tinto el mío tinto joven de Navarra
*Aquí a elección, cuanto más bueno esté el vino, más rica la salsa*
-aceite de oliva
-opcional, para darle brillo a la salsa una cucharadita de mantequilla (yo no le puse)
-sal, romero, tomillo, especias para pollo asado Hacendado



Estas las compré envasadas al vacio en Consum. Vienen bastante limpias y una vez cocinadas, lo que parecen nervios, se convierte en gelatina que enriquece la carne.

 

Estas están abiertas en libro, pensé en laminarlas pero es tan dura la carne que simplemente  las partí por la mitad. 

En la olla expréss, marcamos a fuego fuerte las carrilleras y las reservamos en un plato.

En el mismo aceite, doramos la cebolla en juliana y añadimos la zanahoria picada. Cocinamos unos diez minutos y agregamos el coñac, flambeamos.

Incorporamos el vino y dejamos que se evapore el alcohol.

Agregamos las carrilleras y cubrimos con agua. Salpimentamos.

Cerramos la olla y guisamos 45 minutos a fuego lento. Esperamos a que la olla no suene.

Abrimos la olla, retiramos las carrilleras y trituramos la salsa. Si la queremos bien fina la pasamos por el chino. Si nos queda demasiado líquida reducimos con la olla destapada.
*Aquí si queremos agregamos la mantequilla*

Comprobamos que la carne está tierna e incorporamos a la salsa, cocinamos 15 minutos más o hasta que estén tiernas, vigilando que no se queme la salsa.

Podemos acompañar las carrilleras por un puré de patata, arroz blanco, cuscús, un pan recién horneado,...

3 comentarios:

  1. Es una carne que me encanta, tan tierna y con una salsa muy sabrosa, para liarse a mojar pan y no parar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Un plato de lujo, me encanta la carrillada y la salsa que lleva es para aplaudirte!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Marián. Yo que no soy carnívora, reconozco que la carrillera de ternera me gusta y si la guisas bien, es un plato exquisito. Me parece que con esa salsa de vino tinto, tiene que estar deliciosa.
    Besets guapa

    ResponderEliminar

Deja tu comentario