4 de diciembre de 2013

Huevas de sepia con ajo y perejil

Una tapa de la costa mediterránea.

Las gónadas de este cefalópodo, saben a sepia pero con una textura mucho más delicada. Admiten varias elaboraciones: rebozadas, cocidas con mahonesa,... siempre respetando el tiempo de cocción, que no debe ser excesivo. Hay a quien les gustan más hechas, es cuestión de ir probando.


-500 g. de huevas de sepia 
-un ramillete de perejil
-4 ó 5 dientes de ajo
-un vaso de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
-sal


Elaboramos un aceite de ajo y perejil, triturando los ingredientes (nos sobrará para otros platos).

Marcamos las huevas en la plancha bien caliente, hasta dorarlas por ambos lados. Salamos. 

Iremos sacando las más pequeñas primero y dejando las más grandes para que no queden crudas.

Las cortamos en rodajas gruesas y disponemos en un plato. 

Aderezamos con el aceite de ajo y perejil.

Nutrición: Huevas de sepia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario