21 de abril de 2021

Sang en ceba (sangre con cebolla)


Últimamente me ha dado por rescatar recetas antiguas. Hoy es el turno de la Sangre con cebolla, típica tapa valenciana que tiene muchos adeptos en mi familia. Yo no soy muy fan, pero a quien le gusta la casquería, este plato les gusta mucho.
He hecho una versión con lo que tenía en casa, hay quien le pone pebrella, que es una especie de tomillo valenciano, pero si no encontramos, bien vale el tomillo común.
Le he puesto un chorrito de whisky, para darle salida a una botella que me regalaron en navidades, pero se puede sustituir por el licor que tengamos en casa,  mistela o vino blanco, o no poner nada. Hay varias versiones, os dejo la mía.


-500 g. de sangre de cerdo o ave cocida
(la encontré en Alcampo)
-3 cebollas grandes en juliana
-pizcas de tomillo y orégano
-pizca de pimentón picante de la Vera
-2 hojas de laurel
-un puñado de piñones
-un chorrito de whisky
(o el licor que tengamos)
-AOVE Y sal


En una cazuela amplia sofreímos la cebolla a fuego lento hasta que esté blandita, con una pizca de sal y removiendo de vez en cuando.

Cuando la cebolla esté bien hecha, añadimos la sangre cortada en taquitos, el pimentón, el tomillo y el orégano. La cocinamos unos diez minutos hasta que veamos que ha cambiado de color y está bien hecha. Incorporamos el licor y dejamos que se evapore. Siempre removiendo de vez en cuando.

Tostamos los piñones y los mezclamos con el conjunto. Rectificamos de sal.

*Se puede congelar*


Bon profit!

Con esta receta participo en la iniciativa de  Thermofan 1 +/- 100, desperdicio 0, donde todo el que quiera participar puede aportar recetas de aprovechamiento, cuidando así de nuestro planeta.

http://thermofan.blogspot.com/2018/05/1-100-desperdicio-0.html

4 comentarios:

  1. ¡Madre mía, Marián! Ni sé la cantidad de años que hace que no la como. En casa se hacía mucho y en aquella época, me la comía con mucho gusto, al igual que los sesos, que me parecían una delicatesen.
    Haces muy bien en rescatarla. Son recetas que merecen ser conocidas, por muy raras que les puedan parecer a algunos.
    Gracias por estar de nuevo en 1 +/- 100.
    Bsos

    ResponderEliminar
  2. Has preparado uno de los platos que más me gustan, la sangrecilla encebollada. Yo no la hago nunca porque aquí es muy difícil encontrarla, pero mi madre la sigue encontrando en Valladolid y de vez en cuando, si voy a su casa o viene ella al pueblo, le pido que me la haga. Salvo por los piñones y el licor, la prepara idéntica.
    Debido a lo que está pasando, hace un siglo que no la como, pero cuando podamos volver a reunirnos con seguridad, le tengo que decir a mi madre que la cocine o que me la compre cruda y así aprovecho y la cocino como tú, que ese licorcillo le tiene que dar un sabor muy rico.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Marian:

    Un plato estupendo. No a todo el mundo les gusta este producto, en casa nos encanta. Tú lo has preparado de maravilla. Seguro que tenía un sabor estupendo.

    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Hola, qué rica, en casa la hacemos encebollada y con tomate, y de cualquier manera es deliciosa. También las publiqué hace mucho pues son joyas de nuestra cocina. Te quedó exquisita, para disfrutar de un buen plato. Un beso!!

    ResponderEliminar

Deja aquí tus comentarios y dudas. Gracias!