14 de enero de 2020

Endivias gratinadas


Estas endivias han salido realmente buenas y aunque la foto no es de las mejores, no puedo dejar de publicarlas. Quedan tiernas y pierden su característico amargor. Hasta los menos aficionados a las verduras pueden encontrar así una forma de introducirlas en la dieta.

Para 8 unidades:
-4 endivias
-una taza de sofrito de tomate con cebolla
(el mío Gallina Blanca)
-un brick de 200 ml de bechamel Hacendado
-una lata de magro de cerdo cocido
-unas lascas de queso manchego tierno

Comenzamos poniendo una base de tomate en un recipiente para horno.


Ponemos encima las endivias limpias y cortadas a lo largo.



Picamos el magro de cerdo y se lo echamos por encima.


Esparcimos la bechamel y el queso sobre el conjunto.


Metemos en el horno precalentado a 220ºC durante 20 minutos.


Bon profit! 


2 comentarios:

  1. Qué buena receta, nunca las he preparado así, hay ue probarlas. un beso

    ResponderEliminar
  2. ¿Y así no amargan? Es que no compro jamás endivias porque no me gusta su amargor. De hecho, pensaba hacer un entrante en navidad a base de endivias (que yo no pensaba comer) y desistí porque sabía que las que me sobraran iban a ir a la basura seguro y eso no puede ser. ¡A ver si estamos todos los meses buscando ideas para aportar al proyecto de Marisa y voy y compro un alimento con la seguridad de que voy a tirar gran parte de él!
    No sé si me atreveré a hacerlas, pues el caso es que te las veo y me apetecen un montón. Y como siempre, me encanta tu paso a paso.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario