24 de noviembre de 2013

Crackers de morcilla de Burgos y queso

Unos crujientes para decorar nuestros platos.



-Morcilla de Burgos
-Queso que funda bien, en este caso, gouda tierno
-papel de hornear

Sobre un plato llano, ponemos un trozo de papel de hornear, que lo cubra. Sobre éste, disponemos unos trozos finos de queso y tapamos con otro trozo de papel y otro plato (mejor si es igual que el de abajo para que encaje bien). 


Lo metemos en el microondas a máxima potencia 4-5 minutos, vigilando que no se queme (dependerá del tipo de queso).
Para los de morcilla, ponemos dos rodajas de morcilla entre dos papeles de hornear y aplanamos con un rodillo o botella, dejándola fina. Procedemos de la misma manera que el queso.


Dejamos enfriar y separamos los papeles. Se guardan en recipientes herméticos.


Si queremos hacer más cantidad de una vez, podemos hacerlas en el horno. Sobre una bandeja, ponemos el papel, el queso o la morcilla, más papel y otra bandeja o unas fuentes de horno. Lo meteríamos en el horno precalentado a 200ºC, 10-15 minutos.


En cualquier caso, debe quedar seco y desgrasado.

Nutrición: morcilla, queso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario