2 de diciembre de 2019

Guisado de cuello de cordero con patatas


Para la receta de hoy he utilizado un cordero de Serra, un pueblo de montaña  a 40 minutos de Valencia. La verdad es que se nota un sabor más fino y con menos grasa que lo que encuentro en la ciudad. Aún así el cuello es una parte grasa y hay que quitarle todo lo posible.

-250 g. de cuello de cordero troceado
-3 cebollas
-2 patatas
-un vasito de tomate triturado
-4 cucharadas de aceite de oliva
-sal, 2 hojas de laurel, hierbas provenzales
-una cucharadita de pimentón dulce de la Vera
-una cucharadita de ñora picada

En una cazuela antiadherente ponemos dos cucharadas de aceite y freímos el cuello hasta que cambie de color. Añadimos las cebollas picadas en juliana fina con una pizca de sal y dejamos que se hagan a fuego lento, añadiendo más aceite si es necesario o dos cucharadas de agua.

Cuando esté blandita la cebolla, agregamos el pimentón y el tomate. Dejamos que reduzca unos minutos e incorporamos las patatas chascadas.

Cubrimos de agua o caldo, incorporamos la ñora picada, las hojas de laurel y las hierbas provenzales.
Llevamos a ebullición y bajamos el fuego al mínimo.

Dejamos cocer semitapado durante 1 hora, removiendo de vez en cuando.


2 comentarios:

  1. Qué rico y sencillo. La verdad que el cordero me gusta mucho y en casa lo cocino con regularidad pues tengo la suerte de contar entre mis amigos con un ganadero de ovino, así que lechazo fresco y bueno no me falta. Te copio la receta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ummm, huele a cocina de verdad, si se le ve hasta el humillo, qué rico plato. Un beso

    ResponderEliminar

Deja tu comentario