12 de enero de 2015

Asado de lomo ibérico relleno de camembert, york y avellanas, con salsa de pimienta blanca

Hacía años que no hacía un asado, pero son tan fáciles y agradecidos, que repetiré seguro.


Para unas 20 lonchas de un centímetro:
-un lomo de cerdo ibérico de 2.700 kg.
-un queso Camembert (250 g.)
-300 g. de jamón york
-1 huevo
-dos puñados de avellanas
-aceite de oliva, sal, hierbas provenzales...
-Malla de asados, cuerda o atadores de silicona. 

 SALSA DE PIMIENTA:
-un brick leche evaporada 525 g.
-tres cucharadas del relleno del lomo
-tres cucharadas del jugo que queda en la bandeja
-sal y pimienta (la mía blanca)

El lomo se abre en mariposa, es decir por la mitad y cada mitad en dos. Se lo podemos pedir al carnicero (como en mi caso).

 

Relleno: Trituramos el jamón york con el camembert y el huevo.

 
Extendemos sobre el lomo abierto.
Repartimos las avellanas.


Cerramos el lomo al revés de como lo abrieron: los dos laterales primero y luego en libro.
Atamos la carne. Para mí lo ideal es la malla, pero en esta ocasión no encontré y utilicé los atadores de silicona. Lo malo es que se sale un poco el relleno por los laterales, (que aproveché para hacer una salsa) pero queda  más rústico.

No recorto la grasa, es lo que le dará el punto crujiente.

 Le echamos un chorrito de aceite de oliva, sal y las hierbas que nos apetezcan, en mi caso provenzales.
 Lo metemos en el horno a 180ºC, durante 45 minutos, o hasta que, al pinchar con una brocheta o cuchillo fino, el jugo que salga sea transparente o con un punto blanquecino, eso indica que la carne está en su punto.
 Dejamos reposar con el horno entreabierto.


Quitamos los atadores.


Sacamos del horno y enfriamos por completo, si no se desmorona cuando lo cortamos, como en mi caso, jjj.


En las fotos solo tiene tres horas a temperatura ambiente, pero de un día para otro en la nevera, queda como un fiambre y se puede cortar más fino sin que se abra.

Es importante que lo cortemos con un cuchillo de lama ancha y haciendo zigzag. Este me lo regalaron y es ideal, tiene ese peso... que parece que corte solo.


Se puede congelar. Yo lo corto en lonchas de un centímetro y hago tuppers que descongelo de un día para otro en la nevera.

Aprovechando el relleno que se salió por los laterales y parte del jugo que quedó en la bandeja, hice una salsa añadiendo leche evaporada, sal y pimienta , se mete en el microondas 5 minutos para que reduzca un poco.




Bon profit!

2 comentarios:

  1. Que maravilha, que rico!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Que maravilha, que rico!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario