30 de junio de 2015

Flores de calabacín en tempura

 

Parece que sea una moda lo de comer flores, pero lo cierto es que se consumen desde hace ya muchos años. El brócoli, la coliflor, las alcachofas o la lombarda, incluso en forma de especias como el laurel, el tomillo, el azafrán o el romero.

En total hay cerca de 250 especies de flores comestibles. Las más populares en la cocina son: las violetas, los pétalos de rosa, la flor de calabacín y calabaza, las caléndulas, los crisantemos, el jazmín; los claveles, azahares, malvas, pensamientos, gladiolos y amapolas. Eso sin olvidar las hierbas aromáticas como el cilantro, tomillo, eneldo, romero, mejorana o la menta. 


Pocas flores se cocinan, las del calabacín son una excepción, ya que no sólo se consumen en crudo sino que también suelen comerse rellenas, horneadas o fritas debido a sus características. En México e Italia, por ejemplo, es muy habitual la receta de las flores de calabacín rellenas y rebozadas, aunque también se pueden tomar en forma de tempura o como relleno de pastas.

Todo esto nos lo explican más extensamente en ABCVIAJAR 

 
Tiene un sabor y una textura muy delicada y pueden acompañar a muchos platos o tomarlas como tapa. A mí me regalaron estas tres ¡gracias! como eran pequeñas las hice en tempura, pero si encuentro algunas más grandes, las haré rellenas. Hay que cocinarlas enseguida, ya que son muy delicadas y se echan a perder rápidamente.


Ponemos las flores en agua fría y con sumo cuidado las abrimos y le quitamos el pistillo de dentro, así como el caliz, estirando de las hojitas verdes.


Las secamos sobre papepel absorvente, mientras preparamos la tempura.

Como solo tenía tres, he hecho poca tempura, con dos cucharadas de harina y un poco de agua helada, teniendo en cuenta que cuanto más líquida, más crujiente queda.

Sumergimos las flores para que se impregnen por dentro y por fuera, escurrimos y freímos en aceite caliente por los dos lados, unos segundos.


Sacamos sobre papel para quitar el exceso de aceite.







3 comentarios:

  1. Qué ganas tengo de probar las flores de calabacín así en tempura y también rebozadas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, esto no lo he probado yo pero que bonitas son! Da hasta pena comerlas. Pues oye, a ver si encuentro donde las venden que me han llamado mucho la atención. Me parece un aperitivo de lo más original. Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo nunca las encuentro, las he visto en varios blogs preparadas y me gustaría conseguirlas , tengo ganas de probarlas!! Un beso

    ResponderEliminar

Deja tu comentario