23 de julio de 2018

Salmorejo

 

Otra receta que añado a mi repertorio veraniego porque  me encanta y por lo fácil que es. Es refrescante y ligera y con el toque de huevo duro y jamón serrano, se convierte en un plato completo y equilibrado. 

 

-1 kg de tomates maduros
(yo los puse daniela, pero podemos utilizar de pera, de rama,...)
-1 diente de ajo
-6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
(el mío arbequina)
-150 g. de un buen pan fresco
-sal

Para acompañar:
-huevo duro picado
-jamón serrano picado


Lo hice en vaso americano, pero podemos hacerlo en batidora de mano.

Ponemos el pan troceado en la batidora y sobre este, el tomate troceado para que el pan se empape con sus jugos.

Batimos y añadimos el aceite, la sal y el ajo picado.
Volvemos a batir hasta que quede todo bien triturado y emulsionado.
 Debe quedar con textura de crema espesa.

Probamos y rectificamos de sal y ajo hasta dejarlo a nuestro gusto.

Coronamos con el huevo y el jamón y un hilo de aceite de oliva.

Lo metemos en la nevera para que se enfríe.

2 comentarios:

  1. Qué rico y refrescante el salmorejo que nos traes hoy, para dejar el plato reluciente.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  2. El salmorejo bien bueno.
    Para mi sin tropezones ;-))
    Un saludito

    ResponderEliminar

Deja aquí tus comentarios y dudas. Gracias!