12 de septiembre de 2019

Guiso de calabaza con longanizas de pollo


Seguimos en modo guisos y es que ya había ganas de platos de cuchara tras un verano ensaladísimo. El de hoy con calabaza, deja un caldo trabado y con un punto de dulzor que combina muy bien en platos salados. Además al no llevar patata, lo podemos congelar y tener la comida de cualquier otro día.

-8 longanizas de pollo
-1 diente de ajo
-media calabaza de cacahuete
-2 cebollas
-medio puerro
-sal
-aceite de oliva virgen extra
-una lata de tomate triturado
-un vasito de vino blanco
-2 vasos de caldo de carne
-2 hojas de laurel
-una cucharadita de pimentón agridulce de la Vera
-una cucharadita de hierbas provenzales

En una cazuela ponemos un poco de aceite y sofreímos las longanizas cortadas en trocitos con unas tijeras. Agregamos el ajo picado y seguidamente el puerro y la cebolla, también picados y sofreímos a fuego fuerte 10 minutos removiendo de vez en cuando. Echamos el vino y dejamos que evapore el alcohol 5 minutos.

Cortamos la calabaza en cuadraditos e incorporamos a la cazuela. Añadimos el pimentón y el tomate y dejamos que reduzca a la mitad.

Añadimos el caldo, el laurel y las hierbas provenzales y cocinamos tapado a fuego lento 20 minutos. Destapamos la cazuela y cocinamos 10 minutos más. Rectificamos de sal.


2 comentarios:

  1. Ayer me tomé mi primer caldito con fideos. Tenía caldo de pollo congelado y me vino de perlas.
    Tu guiso con calabaza abre la temporada otoñal aunque no ha llegado por fecha.
    Me gusta la combinación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ya veo que vamos volviendo al cuchareo, qué maravilla!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario